Publicado: 17 de Abril de 2017

Casi llega el verano, y con él, el sobre calentamiento de los equipos.
  
Hay quienes no consideran importante, darle mantenimiento al interior de un ordenador. Casi todos se preocupan más de formatear y eliminar virus. Las consecuencias de no dar un buen mantenimiento al sistema de refrigeración, son muy caras. Por ejemplo, si no se limpia el disipador, en el caso de los portátiles, se puede despegar el microprocesador de la gráfica, la avería puede incluir a la placa base o, el reballing de algunos de sus otros componentes. En el caso de los PCs, se puede quemar la fuente de alimentación, averiarse el ventilador del procesador, etc. Lo mismo sucede a las vídeo consolas. Así que pensarlo bien.
Una limpieza cuesta 30 euros.

Andrés Fleitas